EL LABORATORIO

Mi Rebotica nace de la unión de la pequeña industria cosmética y la oficina de farmacia. Surge como respuesta a un largo tiempo de trabajo en común, para intentar convertir la cosmética oficinal en cosmética a mayor escala.

Los cosméticos preparados en la farmacia, si se han diferenciado siempre por algo ha sido, no solo por la calidad de las formulaciones, sino también por la concentración de sus principios activos. En cosmética oficinal se formula a concentraciones máximas, por lo que podemos presumir de la efectividad de nuestras fórmulas.

En Mi Rebotica hemos ido un paso más allá, seguimos formulando cosmética oficinal, pero a escala, de tal manera que no perdemos ni un ápice de la calidad y concentración de nuestras fórmulas pero al hacerlo en grandes cantidades podemos ponerlo al alcance de un público más extenso.

El gusto por la calidad y el trabajo hecho con mimo y de manera casi artesanal, como en las antiguas reboticas, y un respeto y admiración profunda por la naturaleza es lo que nos ha hecho decantarnos por activos 100 % naturales que nos devuelve a los orígenes de los preparados oficinales. Dirigida por un equipo profesional y con una dilatada experiencia en el sector de la farmacia, Mi Rebotica ofrece una extensa gama de productos con la mejor combinación de Calidad+Eficacia+Seguridad, que se consigue gracias a la constante labor de I+D+i de nuestro pequeño laboratorio.

Nuestro mejor aval son las miles de pieles que hoy se cuidan en España con nuestros productos.

- Y ¿si hiciésemos una cosmética “real”? ... Tú pones los aromas y yo los activos y las texturas -

Esa fue la pregunta que desencadenó el nacimiento de Mi Rebotica.

Se juntó el mundo de los olores de la mano de un perfumista, Antonio Serrano, con el mundo de la farmacia de la mano de una farmacéutica enamorada de la formulación magistral, Estíbaliz Lancha. Con el objetivo único de hacer una cosmética de verdad, sin máscaras ni ilusiones, en la que no triunfan los “claims” sino las cantidades de principio activo.

Cosmética magistral nos gusta llamarla, puesto que de las fórmulas magistrales ha nacido.

La receta es fácil: seleccionamos una fórmula magistral con activos naturales que sabemos efectiva por tradición, le añadimos activos de última generación para mejorar su eficacia, un toque de aroma y textura, aunque manteniendo siempre el principio de simplicidad y terminamos el aderezo con un toque artesanal; ya que nuestros productos se fabrican en pequeños lotes y se envasan y etiquetan a mano.

A día de hoy Mi Rebotica no es solo un proyecto, sino que se ha convertido en un modo de vida y una forma de entender la farmacia y la cosmética; dando siempre lo mejor de nosotros mismos, en cada fórmula, en cada envase...


Así, si tuviese que definir Mi Rebotica lo haría como cosmética efectiva, magistral y con alma.